El restaurante está organizado en dos salones: El salón de la planta baja, con cabida para cuarenta comensales, nos ofrece un espacio inigualable para cenas románticas, de amigos, etc… El salón de la planta alta está pensado para albergar pequeñas celebraciones o comidas de empresa, con una capacidad de hasta setenta personas. Además dispone de una gran chimenea que nos dará abrigo en las noches de invierno. El local, inauguro en el verano de 1988, al frente de los fogones Antonia De Blas y al frente de la brasa de leña, Lisardo López, ofreciendo productos típicos de la Sierra de Salamanca y sin olvidar su base fundamental, la leña de encina. El restaurante aprovecha los productos de la zona ( excelentes carnes, salazones, productos de la huerta …) combinándolos con el sabor de la encina. "El Trashoguero" Dícese del entorno de la lumbre. En la casa serrana se cocinaba con lumbre hecha sobre una piedra de granito (de unos 20 cm. de grosor), y cuyo humo se escapaba sobre las tejas del piso “cimajero” (sin que exista chimenea). El restaurante Trashoguero tiene nombre que se antoja de antaño, y esa es la filosofía que transmitimos desde la cocina donde las brasas son un ingrediente más en la elaboración de sus platos.